jueves, 8 de marzo de 2012

Tipos y Secuencias Textuales

Los tipos textuales son esquemas abstractos y convencionales a los que los emisores recurren para producir e interpretar textos según sus propósitos comunicativos. Son esquemas abstractos porque son modelos que el emisor tiene en su mente y utiliza para producir o interpretar textos, y son convencionales, porque funcionan en una comunidad y cultura determinadas. Los tipos textuales son: narrativo, descriptivo, expositivo-explicativo, argumentativo, instruccional y dialogal.

Las secuencias textuales son las unidades mínimas de composición de un texto, es decir, conjunto de enunciados que se organizan de manera particular. La teoría de las secuencias ha sido elaborada como reacción a la teoría demasiado general de las tipologías textuales. J. M. Adam considera que no puede hablarse de tipos de texto porque no existen textos puros en cuanto al tipo al que pertenecen, sino que precisamente los textos se caracterizan por su complejidad en la forma de composición y su heterogeneidad tipológicas. Es decir, no se puede hablar de un texto, por ejemplo, como puramente narrativo, pues como unidad comunicativa presentará, además de fragmentos narrativos, fragmentos descriptivos, dialogados, etc. Por ello, es más preciso y adecuado hablar de secuencias textuales, y definir el texto como «una estructura jerárquica compleja que comprende X cantidad de secuencias del mismo tipo o de tipos diferentes».
Adam distingue cinco secuencias textuales prototípicas: narrativa, descriptiva, argumentativa, explicativa, y dialogal. Lo más habitual es que un texto integre diversas secuencias. 

Para explicar cómo se combinan las secuencias en los textos, Adam propone distinguir entre secuencia dominante y secundaria, y entre secuencia envolvente e incrustada. Dentro de un texto, la secuencia dominante es la que se presenta con mayor frecuencia, frente a las secuencias secundarias. Por otro lado, la secuencia envolvente constituye un marco en el cual pueden aparecer otras secuencias incrustadas, de esta forma, en un texto de opinión, la secuencia dominante podrá ser la narrativa o la explicativa, pero será la secuencia argumentativa la envolvente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada